Tu carro

 x 
shopping cart Carro vacío

Login

Si ya está registrado introduzca su nombre de usuario y su contraseña

Medios de pago

Payment Methods

Síguenos en

logo-google-plus

logo-twitter

Normas para la comunicación al Banco de España de las operaciones entre residentes y no residentes

En virtud de las obligaciones impuestas a los residentes por el RD 1816/1991 y normas de desarrollo, de declarar ante una entidad registrada intermediaria los cobros, pagos y transferencias exteriores, el Banco de España por Circular 15/1992, de 22 de julio en vigor desde el día 1 de enero de 1993, estableció el procedimiento y frecuencia de la información que han de facilitar las entidades registradas sobre los mencionados cobros, pagos y transferencias. Las entidades obligadas a rendir estas informaciones son los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito inscritos en los registros oficiales del Banco de España, así como aquellas otras entidades de crédito y financieras inscritas en los registros oficiales del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores que realicen operaciones con el exterior por cuenta de sus clientes, hagan o no, además, operaciones en nombre propio. Cuando las últimas entidades citadas no registradas realicen con el exterior operaciones exclusivamente en nombre propio, si son autorizadas por el BE podrán declararlas directamente.

Por lo tanto, los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito deberán informar al Banco de España de las siguientes situaciones:

• Importes de las existencias de moneda y billetes extranjeros y sus variaciones.

• Saldos y movimientos de las cuentas que estas Entidades mantengan en Entidades de crédito no residentes y de las cuentas que la Entidades de crédito no residentes y otros acreedores no residentes mantengan en ellas, que puedan utilizarse para realizar cobros, pagos y transferencias exteriores.

• Operaciones no incluidas en las anteriores que supongan una variación de otros activos o pasivos patrimoniales de Bancos, Cajas y Cooperativas frente a no residentes.

• Transferencias y compensaciones interbancarias sobre cuentas de euros de no residentes por cuenta propia o de su clientela.

Por su parte, el resto de las entidades deberán informar de:

• Saldos y movimientos de cuentas abiertas en Entidades de crédito no residentes para la realización de cobros, pagos y transferencias exteriores.

• Transacciones con el exterior, por cuenta propia o de clientela, que den lugar a cobros, pagos o transferencias exteriores realizados a través de Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito residentes.

• Operaciones no incluidas en las anteriores que supongan una variación de otros activos o pasivos patrimoniales de estas Entidades frente a no residentes.

La Resolución de 31 de octubre de 2000, introdujo una modificación en la declaración de las operaciones entre residentes y no residentes, elevando el límite, previamente establecido en 500.000 pesetas, hasta los 12.500 euros, o su equivalente en otras divisas, que actualmente se ha elevado hasta los 50.000 euros. La comunicación de dichas operaciones deberá incluir, entre otros, los siguientes datos:

• NIF del residente que efectúa el cobro, pago o transferencia.

• Importe y moneda.

• País, para cuya determinación se seguirán las siguientes reglas generales:

— Cobro de exportaciones: país al que se vende la mercancía, aunque ésta haya sido exportada a otro territorio.

— Pago de importaciones: país al que se compra la mercancía, aunque ésta haya sido importada de otro territorio.

— Cobro o pago por conceptos no correspondientes a mercancías: país de residencia del contratante de la operación, sin tener en cuenta a terceras personas que actúen de intermediarios.

• Concepto de la operación:

— Partida arancelaria en operaciones de exportación/importación de mercancías.

— Código estadístico establecido por el Banco de España en operaciones no correspondientes a mercancías.

• Número de operación financiera (NOF), en aquellas operaciones que, de acuerdo con las disposiciones en vigor, deban llevarlo, y cualquier otro dato requerido por la legislación vigente, en cada momento, sobre transacciones económicas con el exterior.

• Fecha de cada operación.

• CNAE (Código Nacional de Actividades Empresariales).

También deben ser comunicados los movimientos de cuentas de residentes en el extranjero con adeudo o abono en cuentas en divisas o euros abiertas por residentes en bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, o liquidadas en efectivo, cuyo importe sobrepase los 50.000 euros, con los datos por cada movimiento similares a los indicados anteriormente. Asimismo deben comunicarse al Banco de España refundidos los movimientos de la actividad bancaria por colocación de recursos con no residentes, en divisas y euros por los préstamos concedidos a no residentes por plazo no superior a un año, pero cuando sean a plazo superior a un año se comunicarán por separado los importes de constitución de los préstamos y los importes de liquidación y amortización.

En las operaciones de financiación con residentes, en divisas, sólo se dará la información refundida de las transferencias entre entidades bancarias.

En las operaciones de compraventa de moneda y billetes extranjeros a residentes se especificará el código estadístico cuando se trate de operaciones para aplicación a cobro o pago exterior.

En las operaciones interbancarias o con otras entidades financieras la Circular 15/1992, de 22 de julio, del Banco de España a Entidades Registradas. Normas para la comunicación al Banco de España de las operaciones entre residentes y no residentes, también establece obligaciones de información.

Como es lógico los movimientos de cobros, pagos y transferencias a que den lugar los préstamos y créditos en euros y divisas por transacciones exteriores pueden constituir flujos de o hacia cuentas de residentes en el extranjero o de no residentes en entidades registradas, cuyas normas de información sobre tales movimientos se encuentran, respectivamente, en las Circulares 1/1994, de 25 de febrero, y 6/2000, de 31 de octubre, del Banco de España.

Así mismo, también deben ser comunicada al Banco de España la información relativa a los residentes titulares de cuentas abiertas en oficinas operantes en el extranjero de entidades bancarias o de crédito, así como las cuentas abiertas con otras entidades no residentes que no sean entidades bancarias o de crédito, a través de las que se realicen cobros, pagos o transferencias exteriores y se compensen créditos y débitos mutuos. Estas normas de información quedan recogidas en la Circular 3/2006, de 28 de julio de 2006.

Escribir un comentario


top